¡Bienvenida a este espacio querida!

Tranquila, este es tu espacio en el que puedes sentirte comprendida, siempre serás respetada y jamás juzgada. Ni aquí, ni en ningún espacio que compartamos juntas.

Mi nombre es Sandra Navó y quiero acompañarte hacia: la libertad, el equilibrio, hacia un cambio de conciencia en relación con las dietas, para que puedas hacer un viaje de crecimiento, autodescubrimiento y aprendizaje, utilizando como vehículo tus problemas de peso y de alimentación.

Deseo que transites por este camino sintiéndote acompañada, comprendida y apoyada.

Además, conozco bien todos estos sentimientos. Hace unos años, habría respondido que sí a todas las preguntas.

Yo también pasé por esto, y sé que hay una solución.

Lo superé COMPLETAMENTE, y tras muchos años de formación, investigación, - sigo en ello- y trabajo personal, creé el Método SANNA de Psiconutrición Integrativa. 



Estoy aquí para que descubras cual es el mensaje que te está dando tu cuerpo y así puedas darle lo que necesita.

Estoy aquí para que contactes con tu luz, con tus recursos y con tu propia esencia.

  • - De esta manera podrás descubrir que hay detrás de esa forma de comer y de esos Kilos de más.
  • - Empieza a ser libre, deja de vivir luchando contra ti misma y contra tu cuerpo.

Sé lo duro que es...

- Querer algo con todas tus fuerzas y no lograrlo.
  • - Querer adelgazar y no poder
  • - Prometerte que no vas a picar o no vas a darte ningún atracón nunca más y caer de nuevo. Ser esclava de las dietas, de la báscula, de la obsesión por el peso...

Además de acompañar a centenares de personas en estos 13 años de dedicación profesional, yo también lo he vivido en mi propia piel.




Los problemas de peso y/o de alimentación no son problemas. Son el síntoma, el camino, el mensaje. 
Si en vez de taparlos con una dieta más, los escuchas y los atiendes ya no tendrán razón de ser.


Son muchas las personas que se proponen perder peso; pero no tantas las que en vez de perder se proponen GANAR​​​​​ y utilizar ese sobrepeso o problema con la alimentación como vías de expansión, consciencia, aprendizaje, reconexión y crecimiento personal. 

Por experiencia, las dietas no sirven, lo que sí sirve es una toma de consciencia, un cambio de hábitos, de patrones, un cambio de vida... y para cada persona esto tendrá un significado diferente, un proceso único y resultados distintos.

Y tú, ¿ En que grupo estás?

- La teoría la conoces muy bien, pero a pesar de ello, no lo has logrado -

Llevo 12 años creando mi método el cual nació des de mi propia experiencia como objetivo de ofrecer una alternativa real y efectiva lejos de falsas promesas de métodos rápidos sin esfuerzo, de dietas milagrosas, de engaños, de estafas.

Basta ya. Las dietas NO sirven. 

Entendiendo dieta como algo temporal, algo prohibitivo, algo que se queda en la superficie, algo que tapa, algo que no te gusta, que te genera mucha frustración, rabia, que te hace esclavo, que te hace gastar miles de euros para nada, algo que haces a disgusto y que solo empezar tienes ganas de terminar.

Tampoco sirve hacerlo des de la lucha, ni des del auto-machaque.

No te va a servir hacer una dieta más, menos aún cuando ya te las sabes todas y aún así no lo logras.

¿Por qué nos empeñamos en hacer lo mismo que no nos ha funcionado y que nos hace sufrir?
¿Si no nos funciona, no será que no es la manera?

Lo que SÍ sirve es hacer un cambio de consciencia, un trabajo holístico en cuerpo-mente y alma, encontrar y liberar la raíz de los problemas profundos.

¿CÓMO PUEDO AYUDARTE?

Mi misión es demostrarte  que existe otra manera de relacionarte con la comida y ofrecerte una SOLUCIÓN REAL Y EFECTIVA

No doy dietas. No se trata de dietas estrictas, dietas temporales, ni de parches rápidos, ni de empezar la casa por el tejado.

Se trata de ir a construir con unos buenos cimientos, de dentro hacia fuera, sin forzar, sin que sea un sufrimiento, sin que sea un desgaste, ni una lucha.

Ningún cambio ni aprendizaje se consigue de verdad de forma permanente desde la lucha, el sufrimiento, o desde  la imposición.

MI PROPUESTA:


Mi propuesta es que puedas aprovechar la oportunidad de lo que se está manifestando a través de problemas de autoestima, problemas con el peso o incapacidad de seguir una dieta (por mucha teoría que te sepas) para hacer un proceso de descubrimiento, autoconocimiento y creación personal.

También, que te comprendas y comprendas como funciona tu cuerpo, por qué ha llegado a estar como está, saber cuál es la alimentación y el estilo de vida más adecuado para ti.

Convierte tu problema de peso (que no es más que la consecuencia) en tu  GRAN OPORTUNIDAD.


Para ayudarte he creado método de Psiconutrición Holística e Integrativa SANNA (Salud, Autoconocimiento, Nutrición, Naturaleza, Autonomía)

En él, integro otros métodos y poderosas herramientas y disciplinas que he ido reuniendo y combinando de forma efectiva durante mis más de 13 años de experiencia profesional (y más de 20 personal) combinándolo de forma única y altamente efectiva.

Está integrado todo lo que influye en el peso, en los hábitos, en la relación con la comida, en la salud, en el bienestar y plenitud.

El método se renueva de forma continuada ya que estoy en proceso de constante evolución, sigo aprendiendo en el camino.

Trabajo cada día para ofrecer todo aquello que a mi me hubiera gustado encontrarme hace muchos años cuando más lo necesité, tanto en herramientas como en atención a las personas que confían en mi cada día.

Es por ello que ahora te voy a demostrar en la práctica que un cambio real es posible, abordando tu problema con la comida y con tu cuerpo desde los cuatro factores que influyen en él:

  1. Cuerpo: Equilibrar hormonas, regenerar tu intestino, recuperar tu metabolismo dañado por haber hecho tantas dietas, recuperar las señales de hambre, saciedad, restablecer unos niveles de insulina y azúcar que te provocan hambre voraz y acumulación de grasa sin parar...

  2. Emociones: Identificar aquellas emociones inhibidas y aprender a gestionarlas, aprender inteligencia emocional, liberar bloqueos emocionales, desvincular las emociones de la comida...

  3. Mente: identificar creencias limitantes y transformarlas, aprender a cambiar pensamientos negativos, gestionar pensamientos intrusivos, aprender a controlar la mente de una forma sana...

   4. Espíritu: Conectar con tu verdadero YO, conectar con tu esencia, reconocer quién eres y qué has venido a hacer, dar sentido a tu vida...

No vale atender solo las emociones, o únicamente hacer cambios alimentarios ... 

Todos estos factores son necesarios, como si fuera un engranaje. Y la mayoría de las veces no obtenemos resultado porque solo atendemos uno de ellos, o dos... 

TODO ESTO LO OBTIENES CON MI MÉTODO SANNA:

El único Método Holístico, Integrativo y DEFINITIVO que atiende todos los aspectos CUERPO-MENTE-EMOCIONES-­ESPÍRITU, los cuales influyen en TU peso y en TU relación con la comida.

- Holístico porque atiende todas las partes de tu SER (cuerpo, mente, emociones, espíritu) y Áreas de tu vida. 

-Integrativo porque: 

  • 1. Te ayuda a integrar/unir de nuevo todas las partes de ti  y a funcionar de nuevo conectada contigo y totalmente integrada con acceso a todo lo que eres y la mujeres que puedes llegar a ser.
  • 2. Integra métodos, disciplinas, técnicas, estudiados, comprobados científicamente y además empíricamente durante más de 13 años.

ALGUNOS TESTIMONIOS...

¿QUÉ BENEFICIOS VAS A OBTENER CON MI MÉTODO SANNA?

  • check
    Reequilibrar tu organismo, tu metabolismo, sistema hormonal.... También  tu mente.
  • check
    Descubrir qué hay detrás del exceso de peso, de los atracones y de la ansiedad por comer, atender los síntomas de raíz y  convertirlos en una oportunidad de sanación, autoconocimiento y crecimiento personal, y espiritual.
  • check
    Aprender a comer de una forma sencilla y placentera, sentirte bien en tu cuerpo, sano-a por dentro y bella, fuerte y enérgica por fuera.
  • check
    Liberarte de forma definitiva de los bloqueos físicos, mentales y emocionales que te impiden tener el peso que deseas y ser feliz.
  • check
    Conseguir y mantener un peso saludable y una relación sana y amorosa con la comida. 
  • check
    Coger las riendas de tu alimentación, y de tu vida..

MÁS DE 13 AÑOS DE AMOR AL TRABAJO:

Amo mi trabajo y me apasiona. Es una de las cosas que le dan a sentido a mi vida y uno de los motivos para levantarme cada mañana con una sonrisa. Es uno de mis alimentos para el alma.

Desde 2004, me he dedicado a ayudar a las personas a coger las riendas de su alimentación y su vida, ya fuera atendiéndolas de forma individual o en grupo, participando en medios de comunicación (colaborando en programas de radio, prensa, escribiendo artículos...), impartiendo clases en centros educativos, talleres, seminarios y conferencias o dirigiendo departamentos de nutrición y gestionando equipos de Dietistas-Nutricionistas.

Soy la autora del libro ADIÓS A LAS DIETAS de Editorial Zenith del grupo Planeta.

Realizo acompañamiento online y presencial, individual o grupal, además de formación a empresas e impartir talleres, seminarios y conferencias.  

También, colaboro con otros profesionales, y en medios de comunicación locales, radio, prensa y revistas nacionales.

ESTA ES MI HISTORIA, Y LA QUIERO COMPARTIR CONTIGO:

Mis primeros estudios universitarios, la Diplomatura de Nutrición Humana y Dietética, no fueron casualidad.

Después de hacer el cambio de niña a mujer subí de peso de una forma rápida y abrupta. Tenía 12 años y llegué a casi 80 kg de peso. Era muy alta, la más alta de la clase, y pronto pasé a ser la gigante, la mastodonte, y varias cosas más... 

Al cabo de un tiempo esta situación derivó en una obsesión por adelgazar y cambiar mi cuerpo y ello en un TCA: Una bulimia silenciosa.

Al superar la bulimia, comprendí cuál era mi misión en esta vida. Todo por lo que había pasado no sería en vano si no que serviría para ayudar a muchísima gente. Y es entonces cuando convertí ese sufrimiento en una gran oportunidad. Un sufrimiento que además fue vivido prácticamente en silencio, por no decir escondido.

Así fue como lo que era una vergüenza y algo malo que mantener oculto y de lo que me sentía muy culpable, a día de hoy se ha transformado en algo por lo que enorgullecerme y uno de los mayores aprendizajes de mi vida.

 Sobretodo, algo por lo que por lo que dar las gracias eternas. Si no fuera por esto, no me estarías leyendo ahora mismo ; )

Gracias a haber vivido esto, soy como soy y estoy dedicándome a lo que me apasiona. Pero sobretodo puedo acompañar a muchas personas a lograrlo también.

Empecé muy pronto a trabajar en consulta como D-N independiente con pacientes con sobrepeso 

Hasta ese momento había sido una dietista exigente, inflexible e intolerante -algunas personas me habían llegado a llamar sargento-. Sin ser consciente volcaba fuera todo lo que hacía conmigo misma.

A pesar de que a algunas personas parecía que esta manera de funcionar les iba bien, pronto me di cuenta que de esa manera no conseguía resultados sostenibles, ni con las personas que acompañaba, ni conmigo. Tampoco con el tipo programas que recomendaba entonces.

En esos momentos creía que la única solución posible era la tríada “ejercicio-dieta-suplementos naturales” sumado a la fuerza de voluntad.

Mi lema era "Si quieres puedes y ya está, no hay excusas". Por lo tanto, si no lo lograbas era que no te esforzabas suficiente. ¡Qué equivocada estaba!

Pronto me di cuenta que lo que le pasaba a las personas que acompañaba era lo mismo que me sucedía a mi misma. Aunque la bulimia estuviera aparentemente superada, en realidad solo había sido controlada a nivel conductual. Ese no era el verdadero problema, sólo había dejado de presentar el síntoma, lo había tapado, pero el origen no había sido sanado.

Era debido a esto que aunque estuviera aparentemente bien, en realidad, seguía viviendo controlando la comida, obsesionada con el peso al mismo tiempo que se manifestaban en mi otro tipo de conductas obsesivas y auto-destructivas, de las cuales iba saltando de una a otra.

También descubrí que muchas de las cosas que había aprendido en la universidad o aparecían en los libros no funcionaban o no servían. Me convertí en una buscadora y experimenté conmigo misma dándome cuenta de la importancia de abordar todas las dimensiones del ser y de encontrar las causas en vez de quedarme en la superficie, tratando solo los síntomas.

Es así como fui creando mi propio método, mi manera de entender y tratar la alimentación. Ya no quería ayudar a otras personas a comer mejor ni a bajar de peso, sino que se trataba de descubrir cuál era el mensaje que ese síntoma estaba mandando y ayudar a liberarlo.

Empecé a trabajar de una forma más holística atendiendo otros factores que iban más allá de los elementos físicos o de la pedagogía nutricional que habitualmente se tratan en una consulta dietética.

Con todo ello llegué a la comprensión que la alimentación solo era una pata y que era necesario atender algo más. Esto era algo que servía tanto para mi propio proceso como para el de todas las personas que acompañaba.

Añadí a los tratamientos que ofrecía herramientas de desarrollo personal como el Coaching, la PNL, otras técnicas terapéuticas como la hipnosis, la terapia breve estratégica... pero aún así no terminaba de tener los resultados que quería.

Fue a partir de integrar la Psicología de la alimentación, la Psicosomática clínica y la Psicoterapia integrativa, que empecé a ayudar a las personas realmente a encontrar y liberar la raíz de sus problemas mientras que todas las demás herramientas servían como complemento.

También la Psiconeuronimunología me ayudó a atender de una forma completa y efectiva la parte física.

Fui cambiando por completo mi forma de trabajar.

Descubrí en el camino que además de los trastornos alimentarios más conocidos y más evidentes, mucho más allá de las etiquetas, detrás de la mayoría de los casos de sobrepeso, obesidad o incapacidad de seguir una pauta alimentaria se escondía un vínculo emocional con la comida o un desorden alimentario.

Casos de adicción a la comida, ingesta compulsiva, ansiedad por comer, atracones… quedan escondidos debajo de una aparente falta de voluntad, dificultad por seguir un plan nutricional, pereza… lo cual agrava todavía más el cuadro añadiendo culpa, sensación de fracaso y frustración.

 También, la búsqueda de la salud perfecta a través de una alimentación estricta puede llevar a las personas al extremo de la obsesión y devenir en un desorden alimentario. Hay muchas personas que sufren en silencio viviéndose como personas incapaces y sin voluntad ninguna.

Hay mucha gente que sufre esto en silencio o incluso lo ignoran y viven con impotencia pensando que son incapaces de seguir una dieta y esto solo es la superficie.

MI PROPIO CAMBIO:

En cuanto a mi salud y alimentación he de decir que aunque a día de hoy me considero una mujer sana, completa y feliz. No siempre ha sido así, ni mucho menos. Ni tampoco quiero decir que ahora esté libre de problemas, ni de cosas que resolver, al contrario.

La única diferencia es que ahora puedo hacerlo des de otro lugar. Sintiéndome tranquila y con la confianza de que todo está bien y que estoy en el camino ; ) Y lo más importante para mi, agradeciendo todo lo que me sucede sabiendo que forma parte de mi proceso.

Durante mi vida, además de trastornos alimentarios, he pasado por múltiples problemas de salud derivados del estrés, de las emociones mal gestionadas y de una alimentación de mala calidad.

Acné, desajustes hormonales, problemas menstruales, psoriasis, fatiga, ansiedad, falta de autoestima, conductas auto-destructivas, adicciones, aumento de peso...

Además de tener una manera de ser un poco complicada llena de juicios, criticas hacia los demás y hacia misma, malos humores, malos humos...

Me quejaba, lloraba, me lamentaba: "¿Por qué a mi? ". Pero un buen día, me di cuenta de que yo era la responsable, que todo estaba en mis manos, cambié la pregunta de "Por qué" a "Para qué" y ME COMPROMETÍ conmigo misma a cambiar.

Desde pequeña, una de mis aspiraciones era cambiar el mundo y en ese preciso instante, me di cuenta que la mejor manera de cambiarlo era cambiándome a mi.

Entonces es cuando descubrí que cuando existe un compromiso interno real no hay nada que te frene, ni todas las resistencias del mundo. Aunque sientas que no puedes, aunque la montaña sea eterna, aunque sea sumamente difícil, aunque sientas que vas hacia atrás, aunque te caigas mil veces... sigues caminando y no paras hasta que lo logras.

Siempre he sido una luchadora, pero la madurez me hizo comprender que no era la fuerza bruta la que me llevaría a la victoria para conquistarme a mi misma y a mi bienestar.

"En los momentos duros en los que me sentía perdida y sin salida, me agarraba a mi fe, a la certeza interna de que lo lograría aunque no hubiera nada tangible a lo que agarrarme. También, a la ilusión de vivir la vida que quería. La fe y la ilusión fueron mi "bote salvavidas" y el impulso para poder seguir mi camino"

Este fue el punto de inflexión, el quiebre. Cuando empecé mi propio proceso de transformación personal dejé de ser víctima para pasar a ser la protagonista de mi vida, conocí mis fortalezas, mis debilidades, empecé a encontrar el disfrute en las pequeñas cosas y descubrí que yo era la única de mi propia felicidad.

Empecé a vivir des del corazón, recordar quien soy, reconocerme, descubrirme y atreverme a ser, algo de lo que llevaba huyendo durante gran parte de mi vida.

Hasta ese momento huía de mi misma, de mis emociones, de mis miedos, de mi pasado, de mis fantasmas.

Es a partir de este momento cuando me atreví a hacerle frente, hacerme cargo de mi misma, de mis sentimientos, de mi cuerpo y utilicé lo que se estaba manifestando en mi como una oportunidad para conectar conmigo, para aprender, evolucionar, conocerme, descubrirme, expandirme.

Al fin, ser feliz, disfrutar de una vida plena, ser la mujer que había venido a ser y hacer lo que había venido a hacer


Así fue como empecé a dejar de comer compulsivamente y empecé a comerme el mundo.

Fui acompañada por buenos profesionales de la salud y participé en grupos de crecimiento personal que me ayudaron muchísimo en mi camino. Por contra, también me encontré con otros que me hicieron de anti-espejo y aprendí aquello que yo jamás haría ni como profesional, ni como persona.

Puse orden en mi vida, mis relaciones, mi salud y mi alimentación. Pasé de la teoría a la práctica, apliqué todo lo que sabía y más cosas que iba estudiando y descubriendo en el camino. Paralelamente, mi proceso iba dictando gran parte de mi trayectoria formativa.

Me iba llegando la formación y las personas adecuadas para el aprendizaje que necesitaba justo en cada momento. Tanto en forma de buenas experiencias como en forma de malas. A día de hoy sigue sucediendo​

Cambié hábitos poco saludables como el tabaco, el café, salir demasiado, las relaciones tóxicas o la falta de descanso. Cambié de lugar, de ambiente, conocí nuevas personas, llené mi vida de actividades que la llenaban de sentido, como colaborar con Protectoras de animales.

Empecé a cultivar mi mente y mi alma con lecturas, actividades enriquecedoras, las cuales además de llenarme y satisfacerme me distraían del foco de "mi cuerpo/mi peso".

También, empecé a trabajar el vínculo emocional con la comida y las raíces emocionales que me generaban baja autoestima, ansiedad y obsesión por el peso

Sí... Sané completamente el trasfondo emocional que me provocaba la ansiedad por comer, la baja autoestima y la obsesión por adelgazar.

También, el ver mi imagen distorsionada en el espejo. Pude empezar a aceptarme, perdonarme, respetarme y abrirme a conocerme de nuevo, a reconocerme.

A partir de ahí cuando pude amarme y como consecuencia cuidarme de verdad. ¿Cómo podía amarme si no me conocía? ¿Y cómo podía cuidarme y amarme si no me conocía a mi misma? Era una auténtica desconocida para mi.

Era un personaje que yo misma me había creado con mil capas de coraza para protegerme.

Entendí también que somos algo más que un cerebro pensante y racional. Me había apoyado en mi mente porque era lo que me funcionaba para escapar de mis emociones.

Basaba mi vida en la ciencia, mis notas eran excelentes en casi todo, trabajaba duro, sin descanso. Durante largos periodos me refugiaba detrás de los libros y me negaba a creer en nada más que la ciencia.

Pero la vida me ha demostrado que somos mucho más que esto y que no todo es ciencia. Lo he descubierto en mi misma durante años busqué solución en la medicina convencional para mi problema de psoriasis y después de decenas de médicos que me hincharon a alquitranes, cortisona y varios venenos más, me dijeron que no tenía solución.

Como buena luchadora no me di por vencida y encontré al Doctor Ortega Soriano, el cual me atendió con homeopatía y con algunos ajustes en alimentación (eliminar trigo, lácteos...) y en unos meses, mi piel pasó de estar cubierta de placas por todo el cuerpo a ser una piel sana y normal.

Años después solucioné mis desarreglos menstruales con la Terapia Multidimensional de Margarita Molins. Pasé des de los 22 años acudiendo a médicos por unos dolores incapacitantes y lo único que me daban eran pastillas anticonceptivas que me generaban unos dolores secundarios nefastos y un "tienes que aprender a vivir así"

En esa etapa también, descubrí las plantas medicinales e inicié los estudios de Naturopatía.

No soy una detractora de la medicina alopática convencional, al contrario, lo ideal sería que las dos medicinas trabajaran juntas en equipo. Una está muy bien a nivel de urgencia y un buen medicamento o intervención en el momento adecuado es necesario y puede salvarnos la vida. La otra "medicina" a nivel preventivo y como modo de vida.

MI CAMBIO ALIMENTARIO: 


En cuanto a mi alimentación, los cambios fueron determinantes.

El cambio de verdad empezó cuando elegí alimentos reales y me alejé de los productos de dieta : barritas, yogures edulcorados, refrescos 0%... Pero en especial, fue cuando empecé a dejar de restringirme la cantidad y el tipo de alimentos por miedo a engordar.

Es como si mi cuerpo me dijera "Por fin! ya era hora, ahora puedo trabajar tranquilo".

Después de un periodo de re-equilibrio de unos seis meses en el que tuve una pequeña subida bajé al peso que siempre había querido y me mantuve ahí hasta día de hoy.

Dejé de tener hambre a todas horas. Le daba a mi cuerpo lo que necesitaba y él, de alguna forma, me dejaba tranquila sin pedirme comida a todas horas.

Esto sí, he de reconocer que no hubiera podido llevarlo a término si no hubiera sido combinado con Psicoterapia porque había en mi un sinfín de creencias instaladas en mi inconsciente que no me permitían salir de ese círculo vicioso en el que estaba.

También empecé a comer más crudo, comprar alimentos ecológicos o de pequeño agricultor.

Fue algo que hice poco a poco.

A día de hoy mi alimentación es de calidad, prácticamente vegetariana (más bien flexitariana) no sólo por salud sino más por ideología (adoro los animales).

Como huevos y pescado por si te lo preguntabas.

Esto sí, huevos sólo ecológicos y pescado que no provenga de piscifactorias ni de pesca intensiva.

Por el momento mantengo mi alimentación así aunque mi idea es dirigirme hacia el veganismo puesto que a nivel de vida sí que llevo una vida prácticamente vegana.

Evito al máximo todo lo que esté hecho con producto animal o abuso o sufrimiento de cualquier ser. (ropa, comida, cosméticos, zapatos, alimentos...)

Hice el cambio el día que me explicaron como los animales de granja eran torturados y abusados por la especie humana.

Sé que no puedo cambiar el mundo así pero al menos decidí llevar una alimentación alineada con mis valores lo cual le daba todavía más sentido a mi vida. Además,

¿Imaginas que sucedería si fuéramos 1+1+1+1+1+1... y así millones?

A día de hoy, me siento ligera, bella por fuera y por dentro, tengo un nivel alto de energía, salud en todos los sentidos y me mantengo en un peso saludable.

Todo ello practicando en mi misma todo lo que enseño. En mi caso, no hay cuchara de palo. ; )

Para mi algo esencial en mi vida es predicar solo con lo que tengo integrado. No me vale eso de "consejos vendo que pa mi no tengo."

"Que lo que digas y hagas está alineado con lo que sientes y con lo que piensas." Alex Rovira

En momentos de mi vida pensé que sería imposible tener una relación normal con la comida y ser una persona saludable en todos los aspectos, pero me puse manos a la obra y paso a paso, con trabajo personal, con altas dosis de coraje para atreverme a dirigirme hacia donde tanto miedo me daba: mi interior, y con ilusión y perseverancia LO CONSEGUÍ.

Así que SÉ, porque lo he comprobado en persona, que SE PUEDE CONSEGUIR y también sé CÓMO HACERLO.

UN POCO MÁS SOBRE MI... 

Me defino como un ser en constante evolución. No me definiré con títulos ni etiquetas ya que me parece vacío e impersonal. (Para esto puedes consultar mi formación)

Actualmente vivo con mi familia humana y peluda en Sabadell. ¡Somos 9 en casa!

Vivo con mi pareja, su hija de 20 años y nuestros peluditos: Kiko, Nina, Willa (todos adoptados), tenemos acogida a Lusi y los gatos: Reina, Micky, y Karo. 

Somos casa de acogida y en temporada de invierno acogemos por el frío y en verano por el calor. Acogemos y les buscamos casa.

Actividades solidarias: Alimentar el sentido de mi vida.

En casa colaboramos con la SPAM, Sociedad Protectora de Animales de Mataró con labores de paseo, socialización, difusión y, por supuesto, adopción, que me ha permitido conocer a mis mejores y más leales amigos. Ellos me han mostrado el agradecimiento en su estado más puro, inocente y verdadero.

También soy macropadrina, micropadrina y padrina.

¡Te invito a que lo seas! Al menos micropadrina, que es donar solo un euro al mes.

Los peludos que hemos adoptado nos han enseñado muchas cosas, entre ellas, la lealtad, el valor de la amistad verdadera y el amor puro e incondicional entre un animal y una persona.

También, el valor de la vida y la lucha por ella. Me han demostrado que con paciencia, constancia, ilusión, acompañamiento y amor, un ser vivo puede conseguir lo que quiera: Cambiar conductas, superar traumas, recuperarse física, emocionalmente y por fin, ser FELIZ como se merece.

MIS HOBBIES: 

Entre mis hobbies están pasar el tiempo con ellos, con mi familia, y leer. Y mi trabajo, mi trabajo es un placer en si mismo.

¿Quieres hacerme feliz? Regálame un libro ; ) O una entrada al teatro o un curso o taller.

Ahora ya nos conocemos un poquito más. GRACIAS por leer hasta el final y compartir este pedazo de mi. : )

Aquí estoy para acompañarte si tu lo deseas en un viaje de auto-descubrimiento, aprendizaje, expansión y liberación.

Esto no tiene porque ser una lucha, puede ser un viaje muy agradable y más si lo hacemos juntos.

¿EMPEZAMOS EL VIAJE?

  • check
    Permíteme que te acompañe a ti también a hacer lo mismo: a convertir tu problema en una gran oportunidad
  • check
    Descubre la gran persona que hay en ti, aquella que está escondida debajo de los "problemas" con el peso y con la comida.


A través de mis programas, artículos, videos y mucho más, voy a compartir contigo todo lo que he aprendido con mi experiencia...

-A nivel profesional han sido más de 13 años acompañando a personas a reconciliarse con la comida, sus emociones y su cuerpo, y a conseguir sus objetivos de peso. 

- A nivel personal superé mis problemas de autoestima, trastornos alimentarios y obsesión por el peso convirtiéndolos en grandes oportunidades.

Si te suscribes a mi blog, recibirás un acceso directo a un Centro privado de Recursos con material de gran valor.

También recibirás cada sábado un boletín semanal en tu correo  con material exclusivo de PsicoNutrición que no comparto en ningún otro lugar .

 ¡Quiero contarte TODO lo que he aprendido durante estos 13 años de experiencia profesional y 20 años de experiencia personal!

error: ¡Heeeey! No me copies : ( ¡Trabajo muy duro para crear contenido! Si te interesa lo que escribo, puedes compartirlo ; ) Muchas gracias y que trabajes bien