¿Quieres transformar tu alimentación y mejorar tu vida?

Únete a esta comunidad suscribiéndote gratis a mi blog. Recibirás de inmediato el acceso al centro de recursos privado en el que vas a encontrar meditaciones guiadas, ejercicios, etc.  y recibe mi mail semanal con recursos y reflexiones para mejorar tu alimentación y transformar tu vida (y viceversa) ¿Te apuntas? ; )

 

CÓMO GESTIONAR LA ANSIEDAD POR COMER Y LA CULPA DESPUÉS DE LOS FESTIVOS

Descubre cómo gestionar la culpa y la ansiedad por comer que aparece después de unos días festivos y la desconexión con nuestro interior que nos lleva a comer más y a tomar decisiones a la desesperada.


¿Cómo han ido estos días festivos?

Espero que te hayan sentado fenomenal. Aunque por las fechas que son y las horas que son, quizás ahora mismo, -lunes tarde-, a punto de retomar la rutina, de empezar una nueva semana, seguramente final de unos días de vacaciones....

Empieza a invadirnos la culpa, los remordimientos, el estrés…. y con ello la ansiedad por comer. 

Quizás hayas comido de más, o sientas que has perdido un poco los hábitos o la rutina que habías adquirido, pero ya está, no hay más, fin.

Si lo aceptas, lo respiras y vuelves a hacer lo que hacías antes, todo vuelve a la normalidad. Pero qué difícil, ¿verdad?

Suena muy bien y tiene todo el sentido pero cuándo esto va en contra de creencias que tenemos arraigadas y de un entorno que nos empuja a los métodos de adelgazamiento rápido que nos harán lucir perfectas... ¡No es tan sencillo!

Lo sé, te entiendo y te acompaño en esto. Es por esta razón que he escrito este post. ¿Me sigues leyendo y vemos cómo hacerlo? 

CUIDADO CON LAS ESTRATEGIAS DE MARKETING EMOCIONAL


Quiero avisarte:

En estos días, después de la Semana Santa será normal ver por todos lados consejos, consejos y más consejos sobre cómo bajar de peso, como compensar los excesos...

Junto con ofertas de: dietas de todo tipo, productos, tratamientos, desintoxicaciones…

¡Cuidado! ¡No hemos hecho nada malo!

No hay que pagar ahora ninguna penitencia, aunque nos van a bombardear con mensajes estratégicamente seleccionados para tocarnos allí donde nos duele.

Ya sabes esto del marketing emocional, o por si no lo sabías, ahí va: Nos hacen conectar con "el dolor" para que tomemos decisiones compulsivas motivadas por él.

Nos impulsan a comprar aprovechándose de nuestra desesperación.

LA AMABILIDAD, LA COMPRENSIÓN Y LA COMPASIÓN: BUENAS CONSEJERAS


Quiero tranquilizarte. Si nos relajamos, soltamos el estrés y la tensión al comprender que estos días  ha sido algo excepcional y no es tan grave, lo vivimos con consciencia, y mañana - o hoy- sencillamente volvemos a hacer lo que hacíamos antes... ¡Nos protegemos de estas artimañas!

Pero lo mejor es que: ¡Volveremos al equilibrio! En todos los sentidos. 

¿Cómo lograr hacerlo cuando estamos ansiosas y enfadadas con nosotras mismas?

Con una actitud bondadosa y un trato amable, compasivo y comprensivo. 

Esto nos ayudará a retomar esta nueva etapa con ligereza, fluidez y afrontar las vicisitudes del camino y de la propia vida de forma fructífera. 

La idea es tratarte como lo harías con tus amigas del alma, con tus seres queridos. Seguro que con ellos, relativizas más,  les das ánimos y les comprendes. Seguro que los apoyas cuando las cosas van mal, y los abrazas.

¿Por qué a ti no?

Al mismo tiempo, abrazarnos a nosotras mismas, nos conduce a conectar con la serenidad necesaria y los recursos internos para llevar a cabo acciones coherentes, saludables, respetuosas y sostenibles.

Y nos ayuda a salir del drama y observar desde otra perspectiva. Una más justa, más real, más ecuánime.

Asimismo, es importante recordar que el peso de nuestro peso -valga la redundancia- y de nuestra salud, recae sobre lo que hagamos la mayor parte del tiempo, la mayor parte del año.

No sobre lo que hayamos hecho en una semana, o cuatro días.

<<Pero.. ¿Por qué? ¡Esto no es posible!  Me voy a engordar y tengo que privarme y rebajar todo lo que he ganado estos días, la mona, los restaurante…>>

NUESTRO CUERPO ES SABIO Y ADEMÁS SE AUTOREGULA

Nuestro cuerpo posee mecanismos de autoregulación, y, si lo vivimos con normalidad, y volvemos sencillamente  a hacer lo que hacíamos antes, tanto nuestro cuerpo como nuestra salud, vuelve al equilibrio.

Así que ahora no se trata de empezar de 0, sino seguir caminando por el camino que íbamos.

Esto que hemos hecho, aunque nos parezca impensable y una vergüenza, forma parte del mismo proceso, del mismo camino.

No es ni bueno, ni malo, esto son etiquetas que le atribuimos, quizás es desagradable pero es ahora una fuerza interna que es tuya y que necesita ser atendida desde un estado integrado, usando la fuerza de las emociones que estás experimentando en estos momentos para hacer los cambios que sean necesarios en tu vida y en tu alimentación.

Las emociones auténticas tienen una gran energía y, si las atendemos, nos ayudan a movernos y a hacer cambios en nuestra vida.

Y si resulta que ya no andábamos por un camino muy saludable al llegar a la Semana Santa, entonces esta energía puede ser usada para empezar a tomar acción y dar pasos para iniciar un estilo de vida nutritivo y equilibrado, en todos los sentidos.

Esto es lo que, antes o después, nos llevará a un peso saludable y equilibrado al mismo tiempo que gozaremos de un estado emocional saludable y equilibrado.

LA CULPA, LA AUTOEXIGENCIA, TOMAR DECISIONES DESDE LA DESESPERACIÓN:

Sin embargo, si en vez de esto, nos cargamos con autocríticas, culpa, y exigencias y nos dejamos embriagar por el volcán en erupción de las rabia, la culpa, y la frustración, nos bloqueamos.

Y se nos anulará la razón. No podemos pensar bien, quedamos a merced de un estado de alarma, instintivo, preso del pánico y los impulsos. 

Cuando estamos bloqueadas emocionalmente, estamos anulados cognitivamente.

A partir de aquí nos invade un torrente de pensamientos negativos hacia nosotras mismas y hacia nuestro cuerpo.

Y esto nos lleva a tomar decisiones impulsivas desde la desesperación.

¿Cuáles son estas decisiones?

Las mismas que nos han llevado anteriormente al sufirimiento y al bucle del malestar: Dietas extremas, planes de ejercicio casi inhumanos, choques innecesarios...

Nos vamos directas a el método más estricto que haya como una forma de penitencia, expiar la culpa como autocastigo y para bajar lo más rápido posible estos kilos que sentimos que hemos cogido estos días.

Lo cual, es falso. Podemos hincharnos, podemos sentirnos más pesadas, con sensación de empacho… Pero no vamos a subir dos kilos reales en estos días. 

Y esto nos lleva directamente al desequilibrio, cuyas consecuencias serán precisamente aquello que no deseamos, aquello de lo que huimos:

Más hambre, más peso de rebote... e incluso el inicio de un desorden alimentario.

Pero también nos puede traer otra consecuencia. Algo que precisamente no queremos y huimos a toda costa de ello. Eso que nos genera más culpa todavía, una profunda sensación de vergüenza, y de que “hay algo malo en mi”. 

Eso que,en realidad, es nuestra salvación: el síntoma, el recurso que nuestros sistema usa como medida de afrontamiento de todo este malestar: El atracón.

Vamos directas a la neveras o la despensa para apagar el fuego interno y acallar lo más rápido posible todas esas voces, tapar el malestar y al autocastigo de “te lo mereces por haber comido tanto, ahora vas quedarte así de gorda”

Nos metemos de nuevo en el bucle.

PODEMOS SALIR DE ÉL, VOLVER A RECONECTAR CON NUESTROS RECURSOS Y PAZ INTERIOR.

Así que desde la experiencia y con todo mi amor, te animo a que puedas respirar, observar desde fuera lo que te está sucediendo y desidentificarte  de tus pensamientos y emociones.

También, que comprendas lo que te sucede y que e haces lo que puedes con los recursos que tienes, que puedes usar lo que te ha sucedido para aprender, y para iniciar un nuevo camino.

Puede ayudarte esta meditación creada por mi:

Tienes muchos más recursos como estos gratuitos en mi Centro de recursos privado.

¡DI ADIÓS A LAS DIETAS!

Ahora Te invito a decir Adiós a las dietas y empezar un camino de Salud, Libertad y Plenitud.

Si quieres saber cómo hacerlo, estaré impartiendo una MASTERCLASS de 1 hora en el congreso online del 21 de abril.

El Congreso Online "Verse bien y sentirse bien"

Puedes apuntarte de forma gratuita aquí y ver mi entrevista de presentación. 

¡ME APUNTO!

9 CLAVES PARA GESTIONAR LA ANSIEDAD POR COMER Y LA CULPA DESPUÉS DE ESTOS DÍAS:


1.  NO TE PESES:

 No te peses cuando llegues de vacaciones. Ni al día siguiente, ni al otro...

El peso que va a salir no es real.

Y te va a desesperar, frustrar, enfadar, etc. Esto ya te lo conoces. ¿Verdad? ¿Por qué no hacer otra cosa? Guardar la báscula por ejemplo. Allí, donde no la veamos por unos días. 

En primer lugar, cuando hemos cenado o comido más cantidad de lo habitual o más líquido, por lógica, nuestro peso aumenta hasta que no lo evacuemos.

Después, si hemos consumido alimentos con más sal: pica-pica, gambas saladas, embutidos... Nuestro cuerpo almacenará agua a causa de la sal.

Lo mismo sucede con las bebidas con gas que contienen sales y otras sustancias diversas.

Es por ello que número de kg que va a aparecer NO ES REAL (que igualmente en general una báscula tampoco nos da una información totalmente objetiva ni real) y puede desmoralizar, generar muchísima ansiedad, frustración, mal humor... Y esto va a ser por nada.

El peso que aparece un lunes después de un fin de semana con comidas/cenas fuera de casa o después de unas fiestas no corresponde a la grasa acumulada. Sólo es un cúmulo de hinchazón.

Pueden llegar a ser hasta dos kg de más que con el paso de los días se van "esfumando". Y esto puede suceder aunque hayamos tratado de comer sano.

Si queréis saber el peso real después de un festivo, lo siento pero deberéis esperar al menos una semanita... Paciencia y calma... No obstante, como bien explica el artículo de Marcos de Fitness revolucionario, ¡el peso no es lo importante!

2. USA EL PASADO COMO TRAMPOLÍN, NO COMO SOFÁ.

Mira hacia atrás para aprender. Lo hecho echo está, hiciste lo que pudiste con los recursos que tenías en ese momento, en el momento que lo hiciste no sabías que te iba a perjudicar.

¿Cómo puedo cambiar a partir de ahora? Esto es una oportunidad para aprender, no es un fracaso. Y ahora des de la distancia ver qué haríamos de diferente. ¿Buscar ayuda quizá? O lo que sea.

3. HAZ DIETA... 

Haz dieta, sí, pero de información, de tele, de internet... y de algunas emociones que ahora pueden ser tóxicas puesto que no cumplen ninguna función y son totalmente desadaptativas: culpa, rabia, frustración, e impotencia... (por haber engordado o comido estos días...)

4. ALIMENTA TU MENTE

Alimenta y nutre tu mente con lecturas, documentales, pensamientos amables, positivos, compasivos y constructivos.

5. NUTRE TU CORAZÓN

Nutre tu corazón con amor, con emociones agradables y placenteras. Conecta con la gratitud de estar viva, de tener alimento, de todo aquello que tienes, vives... y la gratitud hacia tu cuerpo: gracias a él puedes vivir, sentir, moverte.

6. ATIENDE TU ESPÍRITU

Ofrécele a tu espíritu el sustento que necesita con meditación, o actividades que te ayuden a conectar con tu interior, con tu <<yo más esencial>>, aquel que sabe de verdad lo que necesitas. (y seguro te alejará de todo aquello perjudicial como las culpas, y las dietas de castigo...)

7. SATISFACE A TU CUERPO

Provee a tu cuerpo de movimiento respetuoso, amoroso, saludable y suficiente, así como naturaleza, sol...

8. LLÉNATE DE CONTACTO

Llénate de contacto amoroso y enriquecedor: queda con amigos de verdad, familia, pasa tiempo con tus compañeros peludos…

9. VE HACIA EL INTERIOR: La salida es hacia dentro. Este es mi lema. 

Nadie nos dijo que el camino era hacia dentro, y que no hay ninguna meta que conquistar más que nuestro propio corazón. Este es el verdadero viaje, y el que nos lleva a la paz, a la salud, a libertad, y a la plenitud. No al sufrimiento, no a creer que nunca somos suficiente, y que nunca llegamos, como una rueda de hámster.

Lo cual nos llena de culpa y de ansiedad por comer. Una vez emprendemos el viaje hacia nosotras mismas, cada paso que damos ya forma parte de la meta, no necesitamos ir deprisa, llegar a ningún lugar, la dirección hacia el corazón ya es en si misma la meta y esto nos lleva a conectar con la calma, la serenidad y la compasión. Con nosotras mismas y con el mundo.

RECURSOS COMPLEMENTARIOS:


¿Por qué es necesario alejarse de las dietas estrictas y de la operación bikini?


¿Por qué no hacer dieta después de los festivos: (clicka en la imagen)

¡Un fuerte abrazo! Espero de corazón que te haya servido este artículo. 

Te comparto una máxima que comparto con las personas que acompaño:

“Si te cuidas, comes saludable y nutritivo porque te quieres y quieres a tu cuerpo, él te responderá. Si haces dieta porque lo odias o lo rechazas, más se desequilibrará. ”

¿ME DEJAS UN COMENTARIO? ¿CÓMO TE SIENTES DESPUÉS DE VACACIONES? ¿TE HA SERVIDO MI POST?

¿QUIERES LEER MI LIBRO?


 Adiós a las dietas: Un método integral para equilibrar tu peso para siempre.







Sandra Navó

Psiconutricionista y Coach de Salud Integrativa. Enseño a utilizar la alimentación y los problemas de peso como vías de aprendizaje, autoconocimiento y crecimiento personal. ¿Conectamos también en facebook?

Click Here to Leave a Comment Below

Leave a Reply:

error: ¡Heeeey! No me copies : ( ¡Trabajo muy duro para crear contenido! Si te interesa lo que escribo, puedes compartirlo ; ) Muchas gracias y que trabajes bien